+569 3482 6343 contacto@sponsorgroup.cl
Seleccionar página

(Publicación de CFO Group).

En nuestra experiencia trabajando con empresas y emprendedores, hemos visto que esta es una pregunta que puede tener tantas respuestas como visión del negocio tengan sus dueños/Gerentes, va a depender también de las necesidades y grado de delegación que puedan tener los tomadores de decisión en cada una de las organizaciones. Si nos enfocamos en el área financiera, cada empresa debería enfocarse en los siguientes puntos:

  • Flujo de Caja: Caja, Caja, Caja!, si pensamos en un control financiero, lo primero que debemos mirar es nuestro flujo y sobre todo la caja libre (es el que queda después de cubiertas todas las obligaciones) y que te permite mirar con tranquilidad el futuro, proyectar inversiones, crecimiento etc.

Generalmente es el gran dolor de las empresas donde no existe una planificación y control ya sea mensual, semanal e incluso diario si el negocio es muy intensivo tanto en ingresos como egresos. Una Caja sana permite a las empresas tomar el control sobre sus decisiones, desde mejorar sus flujos de tesorería, hasta por ejemplo mejorar sus condiciones de cara a sus proveedores, pero sobre todo entrega tranquilidad y certeza para proyectar el negocio.

  • Contabilidad: Es importante mencionar que la contabilidad por si sola no es recomendable para tomar decisiones o tomar “el control de tu negocio”, los dueños o gerentes deben entender que es un aliado fundamental para entender las diferentes partidas de ingresos y gastos que componen la empresa, pero si no se cuenta con la correcta información y explicación a los tomadores de decisión, puede incluso ser un arma de doble filo ya que se pueden tomar decisiones en base a información errónea ya sea porque no esté completo o mal cargada.
  • Estado Financieros: Todos han escuchado hablar del “Balance y el Estado de Resultados”, al igual que la contabilidad, la cual “alimenta” la construcción de estos informes, es importante considerar que deben funcionar como complemento de los reportes de control (considerando que la contabilidad sea correctamente imputada en tiempo y forma). Se debe entender que el balance y el Estado de Resultados no son dinámicos, es decir, son una “foto” de un tiempo pasado, por lo que se debe considerar por ejemplo que una empresa podría tener un resultado positivo en un mes determinado, pero no tenga efectivo en su cuenta de banco.
  • Reportes de Control: Al trabajar en el día a día con diferentes tipos de empresas e industrias, hemos identificado que tener uno o dos reportes de control específicos para cada negocio y que puedan complementar la contabilidad y estados financieros, puede hacer la diferencia entre tomar mejores decisiones, entregar tranquilidad a los tomadores de decisión y llevar un “control a la medida” según lo que se quiera medir.